Vida del estudiante trabajador

This is Michelle, How may I assist you? Mi vida detrás del teléfono.

mi cara durante los 4 meses detrás del teléfono
Mi cara durante 4 meses detrás del teléfono.

Si eres un lector recurrente, o si te has tomado con el artículo de: ‘’ Mami, quiero ser hotelera’’, ya te has ahorrado parte de la historia.

Si no lo has leído, acá te dejo el link para que no estés perdido en esta nueva anécdota.

Ya les había comentado que tomé un programa por el que me fui un año fuera del país a hacer una pasantía pagada (Si, lo sé, Aun les debo este post).

Allí pude ver 3 cosas:

  1. Aunque se trabaja hasta que tiemblen las piernas y se te caiga el brazo… y el ante brazo y hasta el pelo del estrés; pero el dinero SI se ve.
  2. La educación es sumamente flexible: hay técnicos de 2 y 3 años, carreras de 4, 5 y 6 años. Inclusive cursos de 1 año, que te terminen conseguir trabajos como cajero de banco, asistente de negocios, secretaria etc, sin tener una educación universitaria de base.
  3. ¡HAY OPORTUNIDADES! En esto se resumen los dos puntos anteriores. En realidad yo fui destinada a trabajar en el área de alimentos y bebidas dentro del hotel. Mi mente fue a  ‘’buscarse el moro’’ (expresión dominicana referida a trabajar en lo que sea).

Por ejemplo, cuando tenia días libres o estábamos en temporada baja, trabajé hasta abriendo el gate principal del hotel. No me quieran preguntar cuanto ganaba esa posición, de tan solo preguntar a los visitantes: ‘’ ¿A dónde va’’? ‘’ Checking-in?’’ y anunciar el apellido y tipo de auto por el radio: $14.00 la hora y si trabajabas overnight se convertían en casi $20.00 por hora.  Sin mencionar que estaba en una cabina, sentada con aire acondicionado, neverita e internet.

Por lo general, solía trabajar 8 horas, 2 veces a la semana, lo que en promedio te podría decir que me ganaba $US 224.00, en tan solo esos dos días.

Hagamos una pequeña pausa para preguntarnos:

 ¿Cuánto gana el portero de un gate principal en uno de los hoteles de nuestro país Latino Americano?  En mi país, el sueldo regular de esta posición  es 12,650.00 pesos dominicanos, que viene siendo $US 253.00 mensuales. Y muchas veces, no pueden ni aceptar las propinas, trabajando 5 días a la semana pero por 9 o 10 horas y de pie.

Con esta reflexión, comienza esta pequeña experiencia que te quiero contar.

Fase de negación:

Al llegar un Diciembre 2017, con unos pocos ahorros (y aun debiendo mi préstamo educativo), me vi con uno de los mayores miedos de los jóvenes estudiantes: graduada y desempleada.

Realicé mi pasantía en una las marcas más Luxury y exclusiva de Marriott, en una ciudad muy turística, por lo tanto, yo entendía que con aplicar a uno o dos trabajos, me lloverían las propuestas.

Me dedique todo Diciembre a enviar Cv’s a todos los portales de trabajos y personas que conocía en el área. No recibí ni una sola respuesta en todo el mes.

Por este motivo, empecé en Enero a aplicar a puestos más bajos, que aunque no iban acorde a mi perfil,  ya iba desesperándome.

De 55 solicitudes enviadas, recibí 2 respuestas.

Sin embargo, estas me ofrecían un sueldo que yo no ponderaba siquiera cuando estudiaba. Aunque ya lloraba de la rabia y desesperación, mis gastos fijos no me permitían aceptarlo.

Me preguntaba entre lágrimas: ‘’ ¿Cómo una persona graduada, con una maestría casi terminada y 4 años de experiencia en el área ( 2 de ellas internacionales), se le puede ofrecer un sueldo de $15,000 pesos mensuales ( $US 300.00)?

Por desgracia, en Enero no cambió nada, ya llevaba 2 meses desempleada, que quizás no era mucho; pero mi situación económica no me permitía esperar más tiempo.

A mediados de Febrero, vi una publicación en Facebook lo cual es cosa rara porque nunca navego por allí, y me encontré con el siguiente anuncio:

’JOIN US TODAY, GET A $500 HIRING BONUS AND THE JOB OF YOUR LIFE’’.

Lanzándome a los tiburones:

Ya se imaginaran que clase de empresa era. A pesar de que, hablo inglés, desde muy pequeña, nunca se me había ocurrido trabajar en un call center. Había muchos rumores, tabúes y propaganda engañosa. Sin embargo, algo en mi mente solo dijo: OKEY.

Me cambié, perfumé e incluso me puse un vestido sobre las rodillas y unos zapatos altos para parecer profesional.

Allí, al llegar todos estaban en camisetas, franelas, pantalones cortos y jeans. Enseguida me di cuenta, que tenía un camino largo por recorrer y ni sabía lo que estaba haciendo.

El lugar estaba repleto, literalmente duré 1 hora parada pues no había ni donde sentarse. La prueba no era muy elaborada, así que pasé sin mucho rodeo: posición de reservaciones y horario nocturno con salida a las 11:00pm.

Jamás había trabajado de noche y no les llegué a mencionar que evito hablar por teléfono  a toda costa. Por lo que en resumen, me esperaban dos retos.

Como dije: Estaba desesperada.

Las primeras semanas fueron muy fáciles e incluso divertidas. Estábamos todos (muy jóvenes que ni pasaban de 30 años) en una sala de conferencias, donde nos proporcionaban el training.

De acuerdo a las mamás latinas, quien trabaja en un call center es sinónimo de vago, drogadicto, alguien que dejo la escuela y suerte a la virgen sabe ingles suficiente o simplemente un deportado.

Al momento de presentarnos, algo en mí despertó:

  • Las personas que estaban en mi fila sentados eran: estudiantes de medicina, ingenieros en sistemas, profesores, administradores, licenciados en lenguas modernas y ortodontistas.
  • En la otra fila estaban: ingenieros industriales, banqueros, licenciados en derecho, estudiantes de término, etc.  El 75% de los que estábamos allí ya éramos profesionales.
  • Nadie era adicto (al menos no se le notaba), nadie había dejado la escuela (había incluso personas con 2 carreras universitarias), nadie era vago y pues no te podría decir mucho sobre la deportación…

Todos tenían algo en común: NO HABÍAN ENCONTRADO UN TRABAJO EN SU ÁREA QUE LE PAGARA DECENTEMENTE.

Un call center: lugar lleno de profesionales que no han encontrado trabajo.
Call center: Lugar lleno de profesionales que no han tenido las oportunidades correctas.

De algo habría que estar seguro: Nadie se levantó  y dijo: ‘’iré a esclavizarme 9 horas en un teléfono ya que estudie por hobbie’’. Nadie estaba allí por gusto.

Enfrentando la cruda realidad:

¿Ustedes saben que todo cambió, cierto?

En mi primer día tomando llamadas, solo recibí 2, una incluso fue un ‘’dropped call’’ es decir que nunca llegue a tomarla. Los que han trabajado en call centers sabrán que una llamada perdida, ya puede arruinar tu métrica.

En mi primera semana ya había logrado lo siguiente:

  • Recibir la llamada de un acosador de la cárcel
  • Haber sido insultada por un cliente molesto sin razón
  • Ser discriminada y llamada Filipina
  • Discriminada y llamada Mexicana
  • Ser discriminada y llamada Venezolana
  • Colgar con tanta fuerza el teléfono que se haya apagado todo el monitor
  • Tener que dejar mi turno temprano por no soportar el dolor de oído.

A pesar de que siempre he estado acostumbrada a trabajar en oficinas. El ambiente estrecho, donde tienes personas de lado y lado hablando de temas diferentes y tienes que concentrarte en lo que dice tu pantalla, más lo que dice el cliente, no olvidarte del script, acordarte de decir las ofertas de lugar y recordar todos los pasos del training; por lo tanto, no es para todo el mundo.  Ni se diga las campañas donde te toman el tiempo en las llamadas.

Admito que tengo un problema, debo brillar y hacer notar mis habilidades en todo lugar donde esté.  Por alguna razón, la vibra que me daba ese lugar, me hacía sentir exhausta. Me repetía a mí misma que solo era temporal, pero ya había pasado un mes y medio y aun no recibida ninguna llamada de otro puesto laboral.

Trabajaba 5 días a las semanas con miércoles y sábados libres y tomaba alrededor de 100 llamadas diarias. 100 clientes preguntando lo mismo y trabajando mecánicamente 100 veces al día. Al necesitar el dinero, comencé a hacer overtime. ¿POR QUE NADIE ME DETUVO?

¡En overtime solía tomar hasta 170 llamadas al día!

Después de todo, si sientes que el dinero se ve un poco más. Pero, hay varios puntos que tener en cuenta:

  • Solo tienes 30 minutos para comer en el horario que te proporcione el sistema. Entre hacer la fila de la cafetería, salir a comprar algo de comer o calentar tu almuerzo, ya llevas 15 abajo.
  • Solían colocarme mi lunch break a las 5:00pm, cuando mi horario laboral empezaba a las 2:00pm y no poder tener otro break hasta las 8:00pm.
  • Suelen dividirte los otros 30 minutos en 2 break de 15 minutos que tampoco puedes elegir.
  • Muchas veces, llegaba a las 2:00pm y ya a las 2:30 tenía que tomar mi primer break. I mean… no es posible que luego de 30 minutos de trabajo ya esté cansada. No tenían coherencia.
  • Tienes 5 minutos al día ‘’extra’’ para utilizarlo.
  • Si no estás acostumbrado hablar por tantas horas corridas o a tener audífonos todo el día, las primeras semanas serán duras.
  • Si no sabes combinar los días feriados con tus días libres o el uso correcto de horas nocturnas; terminaras ganando lo mismo que cualquier puesto de administración baja y tus esfuerzos habrán sido en vano.
  • Ten en cuenta que, dinero es una buena ayuda y para muchos una necesidad, pero tu salud mental: ¡LO ES TODO! Esto lo aprendí ya tarde en el camino.

Llegó el punto que llegaba al trabajo en modo automático y mi vida se basó en una frase: ‘’This is Michelle, how may I assist you?’’.

Ya no tenia remedio

La triste realidad..

Conocí personas que me preguntaba que hacían allí. Jóvenes que manejaban 3 idiomas a la perfección, con dos carreras universitarias, con carisma y los pies en la tierra. Estos en su mayoría, ya se habían acomodado a esa vida detrás del teléfono.

Del mismo modo, conocí personas que ya no le daban trabajo por su edad  (50 años más o menos) aunque tenían toda la experiencia del mundo, porque en mi país, tristemente quieren sacarle el jugo al empleado. Estos no tenían opción.

De igual forma, conocí personas que ser agente de call center era su segundo trabajo, pues tenían hijos enfermos, deudas millonarias y el trabajo de su profesión, no les alcanzaba. Estos lo hacían por necesidad.

Cada quien tenía su historia, sus motivos. Y me llenaba de pesar como personas que podrían ser brillantes en lo que hacen y luego de haber estudiado tanto, no se les ofrezca la oportunidad de ejercer dignamente.

Despertando…

Lo que me hizo desligarme completamente del mundo de call centers fue cuando leí un párrafo del libro DESPIERTA de Juan Carlos Rodríguez.

Cuando contó la historia donde él también trabajó en un call center y renunció cuando su supervisor se rehusó que fuera al baño a pesar de las ganas que tenía porque NO era su break time.

Me hizo recordar comentarios de supervisores como:

‘’Sé que tienes dolor, pero aguántate un chin ahí y compra una pastilla en tu break’’

‘’ Estas abusando del AUX, debes ir al baño en tu break’’

‘’Si te sientes mal, baja la cabeza 5 minutos y te vuelves a conectar de nuevo’’.

Me identifique con Juan Carlos y decidí emprender mi camino. A fin de cuentas aun siendo joven, puedo aprovechar y tirarme a la aventura. e

Entonces, que aprendí de esto?

Ser agente en un call center no es un piece of cake como muchos creen. Mi experiencia allí, pudo darme a entender y respetar todo el que trabaja allí.

Luego de 7 meses de búsqueda exhaustiva, pude finalmente encontrar un trabajo en mi área, el cual aunque la paga no es la mejor, pero lo disfruto mucho y he aprendido un montón. Vuelvo y te repito: ¡TU PAZ MENTAL LO ES TODO!

Que no se mal interprete el mensaje. No estoy en contra de ningún call center, estoy en contra de sus metodologías.

No estoy en contra de los agentes de call centers, estoy en contra que renuncien a sus sueños, que la falta de oportunidades los convierta en robots que realizan el mismo trabajo monótono una y otra vez.

Todo tiene su pro y contra en la vida. Y esta experiencia la tomo con un peldaño más que tuve que atrasar para lograr estar donde estoy allí.

No puedo dejar por sentado que esta experiencia me ayudo a definir que quiero en la vida y que no, como tratar con varios tipos de clientes y como defender mis derechos.

Extra: Gracias a este call center me sé de memoria todos los estados de USA con sus abreviaciones.

Si te parece que me quedé corta, te invito a leer este maravilloso blog que me encontré https://unliscoop.com/call-center-agent/ . Esta chica habla muy detalladamente de todos los puntos positivos y negativos de trabajar en un call center.

Si me he olvidado de algo o si has tenido experiencia en un call center, déjame tu comentario debajo. Me encantaría saber tu historia!

Prometo comentarte en un próximo post, los diferentes portales de trabajos nacionales e internacionales que he utilizado.

Muchas gracias por leerme! Dios te bendiga y te olvides de vivir!

Abrazos,

Michelle.

Save 50.0% on select products from MAGEFY with promo code 50OHH584, through 2/16 while supplies last.

Please follow and like us:

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentras útil esta información? Riega la voz

Follow by Email
Facebook
Facebook
Pinterest
Pinterest
LinkedIn
Instagram