Uncategorized

¿Graduada y quebrada?

Sí, lo sé, que título más crudo… PERO real. Quizás no fue tu caso y fuiste parte del 2%  de los jóvenes graduados que o heredan empresas de sus padres y SI les gusta el trabajo o  conseguiste un trabajo que te gusta y te pagan súper bien. ¡Ese definitivamente NO fue mi caso! Y si tampoco fue el tuyo: ¡SIGUE LEYENDO!

Si leíste ya: ‘’Mami, quiero ser hotelera’’ ya sabes un poquito de que estudio y que hago más o menos en mi día a día. Puedes darte una pasadita en este link:

Siempre fui una jovencita aplicada (bueno si le preguntan a mi hermano dirá que luego de los 6 años), pero la intención es lo que cuenta ¿no? Estuve en colegios e institutos ‘’ famosos y de prestigio’’ con precios elevados, gracias al sacrificio de mis padres, por qué sencillamente en este país hasta la escuela donde estudiaste incluye al momento de darte alguna beca o tomarte en cuenta para trabajos. Recuerdo que mi papá siempre decía: ‘’ Hay que ponerlos en tal instituto de inglés o francés, así se codean de la alta alcurnia y hacen sus contactos’’. Yo no entendía en ese entonces, pero si me explicaban antes, me hubiera hecho mejor amiga de todos los hijos de senadores y políticos ¡en ese instante!

Resumiendo: Estuve en 3 colegios para hacer el nursery, primaria y secundaria, en instituto de inglés, francés e italiano, en clases de volleyball, unas que otras clases de natación, cursos de manualidad y pintura, cursos de repostería y mucha participación en los concursos de escritura creativa. Se supone que estaban formándome para ser el ‘’ whole package’’.

Al llegar el momento de elegir universidades, ustedes se imaginarán que elegí una de las más costosas que había, ¿cierto? Pues no se equivocan. Mis padres se habían separado en ese entonces y la situación económica no era la mejor, por lo que recurrí a una de las peores decisiones que puede tomar un joven al estudiar: SOLICITE UN PRESTAMO EDUCATIVO.

Lo yo creía que iba a pagar de intereses en el préstamo..

Ok… ok, conozco personas que le han ido más o menos bien pagando su préstamo pero hay muchos ganchos (trucos) que las instituciones NO te informan pues no les conviene que estés empapado del tema. Ustedes dirán, ¿entonces no te fue bien con tu préstamo? ¡PUES NO!  

Va, al cesar lo del cesar, sin ese préstamo, era humanamente imposible pagar esa carrera en esa universidad. Así que si tienes ese mismo inconveniente y no ves otra salida, déjame darte al menos algunos tips de los errores que YO cometí:

  • Haz el presupuesto de TODA la carrera. Yo tomé $250,000.00 pesos dominicanos, pues creía que al conseguir un mejor trabajo me daría para pagarlo. ¡ERROR! La institución cobra el interés en escala. Dígase: comienzas pagando un 4.5% luego sube a un 8%, luego a un 16% y así. Mientras más desembolsos hagas del préstamo, más va subiendo el interés. Por lo que al final, tuve que solicitar $RD250, 000.00 pesos más.
  • Realiza e investiga el tramite con tu universidad a tiempo: Por lo regular, estas instituciones te proporcionan un username y un password de su plataforma online. Debes linkearlo con tu universidad (que puede tomar hasta 2 semanas en ser aprobado) y pagar el monto total de cada periodo. ¡no puedes pagar a plazos! Así que debes tener el monto completo por cuatrimestre o trimestre (inscripción + mensualidades juntas), de otro modo, realizarás el pago mal y solo puedes hacer UN (1) deseembolso por periodo educativo.

Trata de abonar al capital lo más que puedas: Es importantísimo que comprendas que mientas estudias, NO PAGAS A CAPITAL, todo lo que te descuentan son intereses.

 ¡SI, ASI MISMO! A menos que abones a capital (presencialmente), todo se va en intereses. Y no, no puedes pagar ‘’alguito más’’ en las mensualidades, sino ir directo a las oficinas y especificar que es un abono a capital. Las mensualidades son descontadas de una cuenta de banco elegida por ti y si no tienes el fondo suficiente, te cobran recargo cada vez que intentan halar el dinero.

  • Debes tener una garante y tus papeles en orden: Sí, joven. Si usted es un don nadie, como yo era aquel entonces; que tenía 17 años, ni una tarjeta de crédito y mi cédula

 (government ID),  hasta brillando de nueva y sin usar; entonces si necesitaras un garante. Mi mamá fue la mía, y desde su cuenta es que se debita el monto a pagar. Tienes que tener papeles de buena conducta, copias de cedulas, registro de las cuentas de banco, y todos los papeles de la universidad que sean referentes a los gastos de la carrera.

  • Ten en cuenta los tiempos: Usualmente es que te otorguen el doble de lo que dura tu carrera para pagar. En mi caso son 8 años, ya que mi carrera duró 4. Una vez más, paga lo que puedas a capital desde el inicio.
  • No te puedes cambiar de carrera o atrasarte: Si, joven. Su metodología es lo que elegiste o lo que elegiste. No es permitido cambiarte de carrera ni atrasarte más de los años previstos en tu pensum.
  • No aceptes que bajen la cuota: Sí, suena extraño. Pero ¡mientras más dures en pagar, más interés! Te lo pongo en números para que entiendas: Yo empecé pagando $2,050 pesos dominicanos, luego de los primeros 3 cuatrimestres, comencé a pagar: $4,000 y así, luego al final cuando me gradué (en estos momentos) pago RD$ 13,242.00.     OJO: El sueldo mínimo en este país es de $8,000 a $14,500 pesos mensuales, por lo que entenderán que en mis primeros empleos, no me fue posible pagar mis mensualidades y aun cuando pedí que me la rebajaran, me dijeron que ese era el monto amortizado  (se abona a capital y a intereses).   Ahora, que he abonado a capital varias veces y pago mis mensualidades religiosamente y solo me restan $RD 117,000.00; cada vez que pago me preguntan si quiero bajar mi cuota. Que curiosidad, ¿no?

Para que estemos claros, tomé el préstamo en el 2012, me gradúe en el 2016 y hoy día 2019, confío que será mi último año pagándolo. Haciendo cálculos al aire pagaría un total final de RD$ 950,000.00 (alrededor de 18,500 dólares), cuando solo tomé de capital RD$ 500,000.00                   (alrededor de $USD 10,000.00. Sí, llegas a pagar casi la mitad de tu capital solo en intereses. Realicé 4 abonos a capital y aunque me sobre muy poco de mi salario, pago la mensualidad más alta para poder terminar a tiempo.

Ten en cuenta que ese préstamo solo te cubrirá las mensualidades e inscripciones. Todos los viajes y materiales, uniformes y demás, corre por tu cuenta. Así que sale mucho más caro de lo que te calculé.

Mi consejo: Considera mejor, tomar un préstamo en una entidad bancaria. Los intereses son mucho menores, más cómodos de pagar y menos restricciones.

Ahora bien, se preguntarán, pero ¿valió la pena el esfuerzo?

Pues, Sí y No. Si es cierto, pude haber escogido una universidad muy buena por la mitad del precio y quizás no haber invertido (por que el dinero en educación nunca es dinero mal gastado). O pude tomar mi propio consejo de más arriba y tomar este préstamo de otra manera con medidas más inteligentes.

¿Qué pasó cuando me gradué? ¿Vi el fruto de esta inversión? Ya saben la respuesta a eso…

Cuando entregué mi reporte de pasantía, me sentí libre. Y me dije a mi misma: Ahora de buscar un empleo merecedor de este título. En ese entonces trabajaba en una agencia de viajes que aunque me pulió y aprendí muchísimo, la paga no daba ni para pagar la mitad de mis gastos fijos. Tener MUY en cuenta que antes de esa agencia, me encontraba en Punta Cana haciendo una pasantía no pagada y tuve que irme, porque ‘’ me estaba tragando un cable’’              (dicho muy dominicano) con todos los gastos y nada de ingresos.

Durante mis estudios, duré 3 años trabajando en un Courier, donde aún califico uno de los mejores ambientes laborales que he tenido. Lloré por dos días cuando me fui de allí. Fui a México a una pasantía no pagada y ya luego acabe en mi querida agencia de viajes donde vendía cruceros como que no había mañana. Esta carajita de 21 años, manejaba 110 agencias solitas y asistía al departamento internacional y hoteles A LA MISMA VEZ. Todo por el módico salario de $15,000 pesos dominicanos al mes ($USD 300.00).

 Allí me pregunté: ¿Para que fue que yo estudié esto? ¿Por qué invertí tanto dinero en una carrera que no me da ni para vivir? ¿De qué me sirve manejar 4 idiomas, tener habilidades en la pc, tomar trabajitos para ganar experiencia, haber pasado todo ese tormento en mi vida estudiantil para esto?

Caí fondo… pensé lo peor: La universidad es una pérdida de tiempo, no vale la pena ni estudiar. Entonces allí tomé la mejor decisión del 2016 o la mejor hasta ahora: APLIQUE A UNA PASANTIA PAGADA INTERNACIONAL. En otro post puedo detallarte todo lo referente a este programa y uno que otro consejito. Lo importante acá es que fue una experiencia única que aparte que me ayudó bastante con mis gastos y abonos a capital.

Terminé en Miami y alí me di cuenta de algo que la vida me había querido decir y yo ignorando las señales: Los estudios NO definen tu vida profesional, todo se basa en tu punto de ver las cosas, las oportunidades que se te presentan, como tomas aquellas oportunidades y las adversidades y que tan despierto y valiente seas en el camino.  Tuve un jefe, el cual no era un jefe, sino un líder; encargado del departamento de alimentos y bebidas y liderando más de 60 personas a su cargo y adivinen que él estudió: N A D A.

Había emigrado como emigraban las mayorías de los cubanos, su inglés era muy marcado y apenas podía escribir sin traductor, para no exagerarles, se sorprendía que en WhatsApp se podía enviar emojis.  ¿Y les digo que él, representaba para mí? El mejor líder que jamás había conocido. Demostró ante toda adversidad que aunque no tenía el nivel educativo, tenía las habilidades: ESTO ES LO QUE REALMENTE CUENTA EN EL ÁMBITO LABORAL.

Si lo quieres poner más real, según un estudio realizado en el 2017 en México, Panamá, Argentina y otros países latinos; solo 1 de 3 estudiantes universitarios termina ejerciendo su carrera. Quiere decir que el 30% de nosotros jóvenes entusiasmados por una carrera y con disposición de entregarlo todo, no ejercemos siempre nuestra carrera seleccionada.  

Seria bueno que ojearas algunos libros relacionados a este tema, cuando puedas ve y da click en el hiperlink que dice »business»

Business

Dentro de las razones principales: Falta de oportunidades y poco salario.  Conozco abogados trabajando como bloggers, enfermeros que dan clases en escuelas, mercadólogos y profesionales de negocios trabajando en los famosos call centers…

Ejemplo de mi caso: En Miami, realicé una maestría online con una universidad española de doble titulación: Organización de eventos y bodas. Adivinen veces aplique a un empleo en esta área: 85 aplicaciones en 6 meses. Adivinen cuantas oportunidades tuve para demostrar mis habilidades: CERO.  Todas requerían que tuviera 6 o más años de experiencia, aún con 22 años…

I mean WTF?!

No sé si esta situación está bien o mal, pero lo que volvemos a preguntarnos: ¿Vale la pena tanto estudiar, hacer maestrías, cursos, capacitaciones? ¿Cuándo los empleadores entenderán que si no nos dan las oportunidades jamás tendremos la experiencia que nos requieren?

Lo que sí te digo es que vale la pena estudiar; capacitarse no tiene precio. Nadie nace sabiendo y si encuentras cualquier cursito online o presencial, cualquier oportunidad para aprender cualquier idioma o un skill nuevo: ¡HAZLO!  No sabes de que vivirás mañana y todo lo que puedas extraer de la vida, ¡es válido!

Sí, sé que te marié un poco con este post tan largo, no quería dejarte duda alguna. Ahora bien, si tienes alguna, no dudes en preguntarme cualquier cosa en los comentarios o en mis redes sociales.

¿Ya me sigues?  Me encuentras en instagram @michyferreras, allí me desbordo ensenándote mis aventuras  y un poquito de mi vida. En Facebook, Twitter y Pinterest @viviendoamimanera.

¡Muchas gracias por leerme! ¡ Dios te bendiga y no te olvides de vivir!

Please follow and like us:

9 Comentarios

  • Ivanni Pérez

    Me parece súper que toques el tema del crédito educativo, mucha gente se «mete en el lío» sin saber toodo lo que conlleva. Imagina ese crédito en una carrera como medicina, donde no se puede trabajar mientras se estudia y cuando finalmente te graduas y vas feliz a hacer tu pasantia, resulta que casi siempre es sin paga, que lindo eh? Gracias a Dios no fue mi caso, pero tengo muchos amigos que si y, señore, no es naada fácil.

  • Melissa

    Creo que este post ni mas ni menos! Me encanto la forma en la que se expresa una realidad que estamos viviendo actualmente al momento de estudiar y que lamentablemente se toman decisiones sin realmente estar al tanto de toda la información por los suenos que nos pintan esas entidades que ofrecen crédito educativo a su conveniencia.

  • Yanicel Fragoso

    Wow!!! La verdad es que esos préstamos estudiantiles siempre buscan la manera de engañarnos! A mi me toca comenzar a pagar el mío pronto y ya veo lo que me espera.. Es difícil pero hay que echar pa’ lante como dicen. Gracias por los consejitos! <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentras útil esta información? Riega la voz

Follow by Email
Facebook
Facebook
Pinterest
Pinterest
LinkedIn
Instagram